Departamento de Ingeniería Civil

Alumni DIC

Entrevista Solange Dussaubat, ex alumna de Ingeniería Civil.

Solange Dussaubat, ex alumna de Ingeniería Civil UCHILE.

Solange Dussaubat, ex alumna de Ingeniería Civil UCHILE.

Enlaces relacionados
La Eficiencia como objetivo permanente
Área Recursos Hídricos y Medio Ambiente, Departamento de Ingeniería Civill.

Solange Dussaubat es Ingeniera Civil mención Hidráulica, Sanitaria y Ambiental, y Magíster en Ciencias de la Ingeniería mención Recursos y Ambiente Hídrico de la Universidad de Chile. Actualmente es Gerente de Recursos Hídricos para Teck Chile. En esta entrevista nos comenta sobre su labor profesional, los desafíos que tiene la industria en materia de recursos hídricos y los retos que enfrenta Chile y el mundo frente a la escasez hídrica.

¿Por qué la elección de la mención hidráulica, sanitaria y ambiental?

Cuando ingresé al Pan Común estaba indecisa de cuál especialidad elegir. Primero, había pensado en seguir astronomía como parte de mi especialización y, en paralelo, también me gustaba el área de hidráulica, ya que me llamaba la atención lo relacionado al agua, los recursos hídricos y el medio ambiente. Entonces, cuando llegué al Plan Común y tomé los ramos de ambas carreras, decidí que me gustaba más el área de hidráulica, dado que era mucho más afín a mis intereses y que estaba más en línea con lo que yo veía de que a futuro sería un tema de vanguardia, dado que los recursos hídricos iban a ser primordial para todo lo que venía a nivel país y a nivel mundial. 

¿En qué consistió su trabajo de tesis? (pregrado y postgrado)

Mi trabajo de tesis llevó por nombre "Estimación de la variabilidad espacial de eventos de precipitación usando métodos geoestadísticos", y consistió en utilizar métodos geoestadísticos para evaluar y analizar datos de precipitación distribuidos espacialmente dentro de una zona de Chile para ver cuál era la incertidumbre asociada a dichos datos, junto con analizar cuál era la variabilidad espacial de los mismos. Lo anterior, también estaba enfocado en identificar dónde eran los mejores sitios para ubicar estaciones meteorológicas. Para esto, trabajamos en conjunto con mi profesora guía, Ximena Vargas, y con el profesor Julián Ortiz, quien era del Departamento de Ingeniería en Minas. Luego de egresada, seguí desarrollando parte de esta investigación, ya que durante mis primeros 10 años de carrera trabajé justamente en todos los temas de hidrología y evaluación de recursos hídricos en el área de la Consultoría.

Después de egresada ¿Cuáles fueron sus primeras experiencias profesionales?

Para hacer historia, mientras hacía el magíster, entre 2003 y 2004, estuve trabajando como ayudante de investigación en el Departamento de Ingeniería Civil con la profesora Ximena Vargas, con quien trabajamos en varios proyectos, entre ellos destacan "Índices de riesgos para la prevención y mitigación de los efectos de temporales en tiempo real" y "Análisis de diseño hidrológico del plan maestro de aguas lluvias". Durante ese mismo periodo, también trabajé en Consultoría, en una empresa llamada IFARLE Ingenieros Civiles Consultores, lugar donde me desempeñé como Ingeniero de Proyecto para algunos estudios de valorización de infraestructura asociada a Aguas Andinas y otros estudios similares.

Después, al titularme en el año 2005, continué trabajando el área de la Consultoría e ingresé a trabajar en una empresa llamada Water Managment Consultant, que ya no existe, en donde me desempeñé como Ingeniero de Proyectos y Modelador Numérico, ahí trabajé un tiempo viendo modelación hidrogeológica. Ya después en 2006, me integré a la empresa Golder Associates S.A. para trabajar en distintos proyectos asociados a recursos hídricos en general.

En base a su experiencia profesional ¿Cuáles son los aspectos que destaca del aprendizaje de pregrado y postgrado de la Facultad? ¿Cuáles son las grandes fortalezas?

Bueno, la verdad, soy una convencida de que tiene muchas fortalezas el estilo de trabajo, la forma de pensar que te inculcan y también la manera de conceptualizar y resolver los problemas en primera instancia. A mí, por lo menos, toda la parte del magíster me otorgó una sólida formación en todo lo que es evaluación de recursos hídricos, lo cual aplico hasta hoy en día y que me permite ver un problema y analizar desde lo que se llama "big picture" o una escala más global para pasar a lo específico. También, me dio las herramientas de cálculo que se necesitan para poder yo misma hacer todos los análisis que se requieren. Bajo ese escenario, podemos partir de problemas muy simples que se basan en el ciclo hidrológico a evaluaciones más complejas en un software. Creo que la formación que te da la Universidad te permite entender el sistema global incorporando todo lo relativo al medio ambiente y lograr combinarlo en una resolución práctica de problemas. Además, trabajando con la profesora Ximena, aprendí mucho en todo lo referente a hidrología para realizar estimaciones de los recursos y también para analizar cómo se integra la parte superficial con la subterránea, entendiendo que finalmente es un único sistema que interactúa entre sí.

¿Qué recuerdos tiene del paso por la Facultad?

Tengo muy buenos recuerdos, fue una bonita etapa de mi vida, muy alegre, recuerdo el compañerismo que existía. Me acuerdo de que nos juntábamos a estudiar, a resolver los problemas en conjunto, a hacer las tareas que eran trabajos en equipo. También, recuerdo los profesores que siempre trataban de entregar lo mejor de sí, entregándonos sus conocimientos. Además, existía una estructura de lo que llamábamos en esa época "ser hijos del rigor", en que en el fondo teníamos un régimen bien activo de estudio para rendir todo lo que se requería durante la estadía en la Facultad. También, recuerdo todos los ramos matemáticos desde el inicio de la carrera (cálculo, algebra, etc.) que te permiten crear una forma de pensar "distinto" y que te llevan a lograr resolver problemas complejos, que, si bien a futuro no los vas a tener que resolver, en un minuto te permitieron darle una mirada diferente a la resolución de problemas, pudiéndolo aplicar posteriormente en distintos aspectos en tu vida personal y profesional, lo que te permite moldear el pensamiento y ser riguroso en lo que trabajas. Recuerdo que cuando entramos en mi época a la universidad, éramos muy pocas mujeres, aproximadamente el 10%, habiendo bastante diferencia porcentualmente, pero yo, al menos, no sentí que eso constituyera algún tipo de barrera o impedimento para lograr tus objetivos.

¿En qué empresa de desempeña actualmente?

Después de trabajar en el Área de Consultoría por más de 10 años, me incorporé a una Empresa Minera Canadiense, llamada Teck Resources Limited, para trabajar como Líder de Recursos Hídricos en el "Proyecto Quebrada Blanca Fase 2" (QB2), esto fue en mayo del 2015, permaneciendo en ese rol hasta agosto de 2018 aproximadamente. En ese entonces, el Proyecto QB2 estaba en fase de elaboración de su Estudio de Impacto Ambiental. Para contextualizar, el proyecto está ubicado a unos 240 km al sureste de la localidad de Iquique y a una altura de aproximadamente 4.300 m s.n.m. siendo un "brownfield", es decir, una mina que estaba operando previamente y que iba a hacer su expansión. Entré a la Compañía para ver todos los temas de recursos hídricos que tuvieran relación con el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que estaba siendo elaborado y, bajo ese contexto, también trabajé en el EIA "Actualización Proyecto Minero Quebrada Blanca" (QB1), el cual se requería obtener en forma previa. He seguido trabajando en la Compañía hasta la fecha, y hace poco, asumí un cambio de rol como Gerente de Recursos Hídricos para Teck Chile, bajo lo cual sigo trabajando permanentemente para el proyecto "Quebrada Blanca Fase 2", también para "Quebrada Blanca" que aún sigue en operación, en su fase final, y también ahora estoy apoyando a "Carmen de Andacollo" que es otra de las operaciones de cobre que tiene la Compañía en Chile.

Desde su labor profesional ¿Qué desafíos considera importantes en el área de recursos hídricos y medio ambiente?

Los principales desafíos son, sin duda, los temas de cantidad y calidad de aguas, siendo un tema sensible en todas las operaciones mineras, sobre todo considerando el actual escenario de escasez y sequía hídrica en que nos encontramos insertos. Lo anterior, consiste en que dentro de nuestras operaciones y proyectos, podamos asegurar la disponibilidad y el correcto uso, tanto en cantidad como en calidad del agua, lo que nos conlleva a ser eficientes en el manejo hídrico, cumpliendo con nuestros valores y principios de sustentabilidad y asegurando, además, que nuestras operaciones mineras cumplan todos los requerimientos regulatorios y medioambientales para la conservación de nuestro entorno, respetando así la condición basal de calidad de agua, hacia aguas abajo de nuestras operaciones mineras. Sin duda, uno de los grandes desafíos es el manejo de agua en sí mismo, incluyendo la correcta operación de todos nuestros sistemas de control de filtraciones.

¿Cuáles han sido las principales habilidades para poder asumir este tipo de responsabilidades?

Creo que sin duda es una mezcla de habilidades técnicas y blandas, junto al profesionalismo. Pienso que es indispensable contar con los conocimientos técnicos para entender bien los problemas en las distintas situaciones y también para dar guía a los proyectos u operaciones, según sea el caso. La responsabilidad también es fundamental para desarrollar cualquier tipo de trabajo o actividad. Por otro lado, las habilidades blandas de trabajo en equipo, creo que también son fundamentales dado que trabajamos con gente y es fundamental hacerlo de manera armónica, pudiendo sacar lo mejor de cada uno. Además, el inglés también es importante dentro de este mundo globalizado. En resumen, considero que es una suma de todas estas aristas, incluyendo con desarrollar habilidades comunicacionales, referidas anteriormente como blandas, que te permitan también tener un buen relacionamiento con las comunidades y autoridades gubernamentales, para así transmitir nuestras ideas, lineamientos, estrategias y conocimientos técnicos con los distintos actores, lo cual finalmente se refleja en tu desarrollo profesional.

También, creo que en mi rol es importante el trabajo detallista y riguroso para lograr dar la dirección técnica, revisión de documentos y guía, según sea el caso.

Solange Dussaubat, Gerente de Recursos Hídricos para Teck Chile.

¿Cuáles son los desafíos de mayor urgencia en el contexto de recursos hídricos?

Desde mi punto de vista, hoy en día, la escasez hídrica en la que estamos insertos es la urgencia, tanto a nivel país como a nivel internacional. En específico, considero que el uso de aguas continentales es un tema fundamental que debe ser analizado, contemplando reducir la extracción de agua, de todos los acuíferos y ríos que estén sobreexplotados e, idealmente, dejar de extraer aguas continentales en zonas de escasez, en el mediano y largo plazo. Así, como Quebrada Blanca 2, que para su etapa de operación va a entrar en funcionamiento con 100% de agua desalada, ya hay varias operaciones mineras que están haciendo lo mismo, habiendo también proyectos de instalar desaladoras, para hacer "swap de aguas" con comunidades y distintos tipos de industrias (no solamente minería). Creo que es fundamental tener esa mirada de conservar el recurso hídrico, que es un bien tan escaso, tanto de aguas superficiales como subterráneas, evaluando igualmente la reutilización las mismas.

El otro principal desafío es evitar la contaminación y asegurar que en todos los tipos de industrias hagan un uso eficiente del agua, junto con un uso responsable del recurso hídrico preservando la calidad de agua, aguas abajo de todas las instalaciones que existan, con las medidas medioambientales y de ingeniería que se requieran para ello.

En esta línea ¿Cómo ve el panorama a nivel internacional con el cambio climático?

A nivel mundial, depende de la zona que se esté evaluando. En las zonas de mayor escasez hídrica debería ser similar a lo que ya he indicado previamente. Por otro lado, en zonas más lluviosas, el panorama es muy distinto, ya que existen otros factores de preocupación producto del exceso de agua. El ver cómo manejar todo este exceso de agua para evitar cualquier tipo de contaminación y rebalse de instalaciones es un problema, siendo el manejo de aguas el factor clave. En cambio, para otras zonas con escasez hídrica, obviamente aplicaría una situación similar a la que vivimos en gran parte de Chile, que es buscar otras fuentes de abastecimiento y preservar nuestros recursos continentales, tanto de aguas superficiales como de aguas subterráneas.

Con este panorama actual ¿Hacia dónde debe apuntar el perfil de las y los egresados de ingeniería civil hidráulica?

Creo que el perfil ha cambiado bastante, cuando salí de la universidad, todavía estaba el tema de las centrales hidroeléctricas, con un perfil del ingeniero hidráulico más bien centrado como calculista de diseño de obras hidráulicas propiamente tal. Hoy en día ese perfil de ingeniero se sigue necesitando, pero enfocado en el manejo de aguas en general. También necesitamos un perfil de ingeniero/a hidráulico, sanitario y ambiental que pueda mirar hacia el futuro, para evaluar los recursos hídricos y ver al medio ambiente en su completitud, incluyendo todos los temas de evaluación de cambio climático con herramientas sólidas en modelación integral de cuencas, ya sea en modelación de aguas superficiales como modelación de aguas subterráneas, pudiendo tener un entendimiento global del sistema, evaluando lo que viene hacia el futuro, pero también analizando los problemas del pasado, de los cuales se aprende y te permiten visualizar a la industria y, a la ingeniería en sí, tanto a corto, mediano y largo plazo. Lograr tener esa visión, te hace sin duda que sean profesionales más completos y con más herramientas para desenvolverse en este mundo. Hemos visto que ha habido bastantes cambios, en donde el escenario actual naturalmente no es el mismo que hace 10 o 20 años atrás, y por lo mismo, hay que tener esa flexibilidad de adaptarse al cambio y, a lo que estamos viviendo hoy, pero también de adaptarse a lo que vendrá en el futuro.

Otro tema que encuentro relevante, es tener una mirada integral que incluya también los aspectos regulatorios, los cuales son fundamentales para que cualquier tipo de industria pueda operar.

Entonces, ¿cuál sería el llamado a las nuevas generaciones de ingenieras e ingenieros hidráulicos del DIC?

Primero que todo, creo que uno tiene que hacer lo que le gusta y le apasiona, entonces, si escogen la carrera de hidráulica, sanitaria y ambiental sea porque les motiva el tema en su completitud y también porque quieren trabajar a futuro en esta área. Es fundamental que a uno le guste lo que hace, teniendo una mirada global de ver no sólo una parte de la ingeniería, sino también analizar "qué es lo que está pasando en todo el ciclo hidrológico". Esto te va a permitir tener más herramientas para evaluar una problemática de manera integral, que te permita abordar cómo se diseñan los sistemas de manejo de agua, cómo se evalúa la hidrología superficial, cómo se evalúan las reservas, los recursos hídricos a nivel medio anual y cómo eso interactúa con el medio subterráneo, incorporando además el factor del cambio climático en las proyecciones a mediano y largo plazo. Lo anterior, te permite tener mayores herramientas técnicas y profesionales, pero sin duda, me quedo con el mensaje de que los alumnos y alumnas que escojan la carrera sea porque realmente les gusta trabajar en recursos hídricos y medio ambiente, visto con todas las aristas que tiene, que puede ser desde trabajar para el diseño de plantas desaladoras, como para estudios de riego, empresas mineras, sanitarias, el Estado, la docencia e investigación, entre otros. Existe una amplia gama que permite abarcar las distintas áreas de la especialidad, lo que conlleva desafíos y oportunidades para el desarrollo profesional.

Hacer un llamado a las futuras generaciones para que se desempeñen en su futuro laboral no sólo por hacerlo, sino porque les gusta, yo creo que eso se nota después en los resultados que uno obtiene. Si a uno le apasiona lo que hace, eso se demuestra en el trabajo. Nosotros no somos entes independientes dentro de este mundo, tenemos que estar en línea con las comunidades y el medio ambiente. Luego, es fundamental tener una mirada más sustentable de la industria, que es lo que todos esperamos a futuro.

 ¿Qué percepción tiene sobre la asociación negativa que existe al hablar de ingeniería ambiental y minería? (llevando esto al caso de un/a de ingeniero/a del área hidráulica)

Como comentaba antes, creo que nosotros hemos subido el estándar, al ver cómo podemos aportar para tener una industria más sustentable. Para mí, los temas medioambientales y comunitarios son fundamentales para que los proyectos vayan acordes con lo que se requiere hoy en día para contar con una minería más responsable. Pero no quiero enfocarlo sólo en minería, ya que lo anterior aplica para cualquier tipo de industria, estando en línea con la ética profesional. Ahora, tanto en la Compañía donde trabajo, así como en otras mineras, surge el valor del agua dentro de los pilares fundamentales de la sustentabilidad, teniendo objetivos y metas corporativas claras para el corto, mediano y largo plazo. En este sentido, las empresas se han fijado metas que van en esa dirección, como, por ejemplo, abastecer futuras operaciones a través del agua de mar para dejar de usar aguas subterráneas.

Según su experiencia ¿Qué especializaciones son requeridas para poder trabajar con comunidades en el contexto de este tipo de proyectos (medioambientales/minería)?

La verdad, no creo que sea necesario tener un postítulo en la materia para trabajar en temas comunitarios. Nosotros (Teck), y las distintas empresas trabajan con áreas comunitarias que son las encargadas de llevar esa relación y el área técnica trabaja en línea con ellos cuando se requiere. Creo que lo fundamental es lograr tener una buena comunicación con la comunidad, pero en un lenguaje que sea armónico y entendible para todos. Es ver cómo, y desde nuestros conocimientos técnicos, podemos comunicarnos tanto con las comunidades como con los distintos "stake-holders", para así transmitir los temas hídricos de una manera que pueda ser comprensible y clara. Bajo ese contexto, nosotros propusimos dentro de la evaluación de impacto ambiental, contar con procesos de monitoreo participativo con las comunidades, que lo hacen los equipos de recursos hídricos que tenemos, para así compartir con ellos los datos registrados en terreno, junto con disponer de mesas técnicas para poder conversar de los resultados obtenidos de los muestreos, tanto de aguas superficiales como subterráneas. En esa línea, las habilidades "blandas" son fundamentales, porque también hay que tener una mirada de cómo llegar a todos los involucrados bajo distintos escenarios.

Extensión y Vinculación con el Medio - DIC

Martes 9 de marzo de 2021