la Universidad de Chile alcanzó un 92,2% en habilidades de lectura y un 85,0% en escritura

El desarrollo de competencias de lectura y escritura constituyen factores importantes para el desempeño de los jóvenes que ingresan a la Educación Superior. Y, en ese escenario, los estudiantes de la Universidad de Chile están preparados para seguir avanzando. Pueden comprender textos y redactar de una manera que les permite desenvolverse en un ambiente de rigor y, también, aspirar al perfeccionamiento de sus aptitudes gracias al respaldo de sus respectivas unidades académicas.

La CODICE tiene como propósitos aportar información a las unidades académicas sobre el desempeño de los estudiantes de primer año en Lectura y Escritura, y obtener datos para hacer estudios de validez predictiva sobre este instrumento, como herramienta complementaria a la Prueba de Selección Universitaria.

Íñigo Díaz, Vicerrector de Asuntos Académicos, al respecto enfatizó que su aplicación constituye "un esfuerzo que está haciendo la Universidad de Chile para poder -a futuro- complementar la PSU". Se espera, por tanto, que una vez analizada en toda su complejidad pueda ser discutida por el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, para que extienda a otras instituciones.

"Queremos que esto permita hacer gestión académica y docente en las diversas carreras, con actividades orientadas al logro de un rendimiento académico y reduciendo las tasas de deserción", agregó, colocando el acento en que el propósito es "vigilar, ayudar y estimular a las unidades para que mejoren". 

Por su parte Jorge Hernández, Jefe de la Unidad de Estudios e Investigación del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE), explicó que la hipótesis que marca el contexto del proyecto CODICE - U. de Chile es que "un elevado dominio de la comprensión lectora y un adecuado nivel de producción textual facilitan la adquisición del conocimiento y el tecnolecto propios de las áreas de estudio". Ello, considerando que el ingreso a la educación terciaria exige un contacto permanente con textos escritos extensos, como receptor o emisor.

Es así como las autoridades de las Facultades e Institutos Interdisciplinarios ya cuentan con antecedentes generales del proceso (cantidad de inscritos, porcentaje de asistencia, distribución porcentual según género y dependencia educacional) y con datos generales del grupo tanto en Lectura como en Escritura, desagregados por habilidades.

Cada unidad académica, por tanto, podrá determinar si sus estudiantes están capacitados para desarrollar con éxito diversas actividades, y qué estrategias pueden implementar para progresar en escritura y  lectura.

Medición

En una apuesta por el incremento de la calidad, el plantel aplicó el 30 de marzo el examen de Evaluación de Competencias Discursivas, contando con una asistencia de 89,3% (4.585 jóvenes, de una matrícula total de 5.135 estudiantes) y un tiempo máximo de respuesta de dos horas.

Este instrumento innovador, desarrollado por el DEMRE de la Vicerrectoría de Asuntos Académicos, tuvo 40 preguntas de selección múltiple (con cinco opciones cada una sobre cuatro textos expositivos y argumentativos) y tres instrucciones abiertas sobre qué y cómo escribir (con respuestas de hasta 30 líneas) referidas a escritura, respectivamente.

Las habilidades medidas, en términos generales, fueron: comprensión, interpretación, síntesis e inferencia local y global, transformación y evaluación.

En el nivel promedio de desempeño general, la Universidad de Chile alcanzó un 92,2% en Lectura y un 85,0% en Escritura.

En Lectura ello significa que los estudiantes de primer año son capaces de: identificar y extraer información de un texto; determinar relaciones entre las estructuras textuales y las ideas contenidos en ellos; resumir ideas entre segmentos de un texto y el texto completo; convertir de un lenguaje a otro, el contenido de un texto expositivo o argumentativo; producir juicios respecto de la información textual como de su estructura.

En tanto en Escritura este nivel indica que los estudiantes presentan un desarrollo apto de las habilidades necesarias para enfrentar en buen pie las exigencias académicas.

La evaluación de las preguntas abiertas se llevó a cabo a través de rúbricas con indicadores comunes: normas ortográficas, cohesión oracional, registro discursivo, y estructura formal de párrafos. 

La prueba en detalle 

El 52% de quienes la rindieron fueron hombres y el 48% mujeres. En cuanto a dependencia educacional, el 28% provenía de establecimientos municipales; el 36% de subvencionados y el 34% de particulares pagados. De un 2% del grupo no se tienen datos de procedencia debido a su ingreso a la universidad por otras vías, por ejemplo extranjeros. 

El 92,2% presentó un desarrollo suficiente de las habilidades lectoras para enfrentar con éxito las exigencias académicas universitarias. De este grupo, el 80% posee habilidades en el nivel suficiente de exigencias, y el 0,92% se encuentra en condiciones de excelencia. El 7,7% mostró dificultades en comprensión lectora. Sin embargo, de este grupo el 94% tiene tiene altas posibilidades de mejorar su desempeño. 

Al observar el desarrollo de cada una de las habilidades medidas, las mayores fortalezas son las capacidades para determinar la o las ideas centrales de un segmento de texto, así como del texto en su totalidad (86% en niveles superiores); y para emitir juicios sobre el contenido de un texto (84% en niveles superiores).

El 85% de los estudiantes de esta Casa de Estudios presenta habilidades de escritura para desenvolverse en su carrera. En tanto, un 12% tiene altas probabilidades de mejorar, si cuenta para ello con el respaldo adecuado de su unidad académica.

 

Últimas noticias

Revista Qué Pasa

Columna Felipe Ochoa: Los socavones, el Correcaminos y el Coyote

El profesor Felipe Ochoa es Ph.D de Purdue University; Ingeniero Civil y Magíster en ciencias de la ingeniería mención Ingeniería Geotécnica del Departamento de Ingeniería Civil, Universidad de Chile. Actualmente es Académico del mismo departamento, donde a lidera el ciclo de Seminarios de Geotecnia que ofrece el Área de Estructuras y Geotecnia.

Diario Financiero, Especial Mes de la Minería

Columna Andreina García: "Minería Verde, desafíos para Chile"

Andreina García González, PhD. Es Profesora Asociada del Departamento de Ingeniería de Minas (DIMin); Investigadora Titular del Advanced Mining Technology Center (AMTC) y Profesora del Magíster en Ciencias de la Ingeniería mención en Recursos y Medio Ambiente Hídrico en el Departamento de Ingeniería Civil, de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM), Universidad de Chile.

Compartir:
https://uchile.cl/ic62383
Copiar